“¿No os damos pena?”

¡Qué alegría! ¡Qué alborozo! Oír decir a un merengue eso, que si nos da pena, no tiene precio. Y no, la respuesta es que no, no dan pena ninguna. Es más, hay que ir a golear y a humillar. Y nunca ha estaos tan cantado. El barça esté en línea ascendente, el Madrid en línea […]

}